Como decorar una habitacion de matrimonio

Ideas para dormitorios dobles pequeños

No está de más robar ideas para rincones de otras partes de la casa: fíjate en los rincones del salón para inspirarte a la hora de llenar de muebles los rincones vacíos de los dormitorios, o en habitaciones más pequeñas, como los despachos o incluso los baños, para obtener ideas sobre los accesorios del hogar y la iluminación en particular.

Todo depende del tamaño de la habitación y de si hay armarios empotrados. Pero al planificar los muebles que vas a colocar en cada lugar, merece la pena mirar si hay una distribución alternativa y factible que te permita añadir un asiento. Piensa en lo grande y lo pequeño que desees y que tu habitación te permita.

Una chaise longue añade romanticismo a un rincón solitario, pero un sillón o una silla ocasional se convierten en un lugar para tender la ropa mientras se desviste o para relajarse y leer lejos del ajetreo del salón.

Para los dormitorios en los que la cama de lujo domina la mayor parte de la anchura de la pared, puede extender el cabecero más allá del marco, llevándolo hasta los bordes de la pared contra la que está. El resultado es una estética vanguardista y de diseño que entretiene tanto la vista que el rincón no pide nada más.

Ideas para dormitorios

La decoración de un dormitorio de matrimonio requiere algunas diferencias en comparación con un dormitorio que es para una sola persona. Estamos hablando de un espacio a compartir, y por lo tanto hay que situarse en un terreno neutral en el gusto de ambos, personalizando el dormitorio de la mejor manera, pero sin excederse.

Un dormitorio principal También tiene otras necesidades, y es que cada uno debe tener su espacio. El espacio necesario para sus cosas, y por lo tanto el almacenamiento se presenta como un problema, ya que hay que almacenar tanto en un solo dormitorio. Hoy tenemos algunas ideas prácticas para poder decorar el dormitorio de matrimonio de forma bonita y funcional a la vez.

El espacio será compartido por dos personas, y por eso se suele elegir un estilo neutro. Hay que evitar lo que es demasiado masculino o femenino, o los temas que sólo le gustan a uno. En general, está bien optar por un dormitorio de estilo moderno o clásico, ideas que nunca fallan. Además, hoy en día hay otros estilos que pueden ser interesantes, como el industrial o el nórdico, ya que aportan un toque de tendencia y son aptos para todos.

Diseño de dormitorios

Incluso la más humilde de las habitaciones de caja tiene la capacidad de servir como un cómodo dormitorio pequeño, y un uso inteligente de los muebles puede convertirlo también en un espacio multifuncional, incorporando útiles zonas de estudio y almacenamiento.

Un dormitorio pequeño siempre se beneficiará de un replanteamiento de la distribución tradicional. Coloca los muebles de forma que te sientas menos agobiado. Coloca la mayoría de los muebles en una sola pared, preferiblemente la que menos veas cuando estés en el espacio, para que no te sientas abarrotado.

Cuando el espacio es escaso, se necesitan soluciones de almacenamiento inteligentes. En este pequeño dormitorio abuhardillado, los propietarios han aprovechado el incómodo espacio de un rincón estrecho para instalar armarios empotrados a medida. Utilizar un espacio que de otro modo sería inutilizable para el almacenamiento oculto ayuda a evitar que el desorden invada un espacio ya limitado.

Los armarios a medida son la forma más eficaz de sacar el máximo partido al almacenamiento de su dormitorio. Construir armarios a ambos lados de la cama ayuda a crear un marco que sostiene la mirada en esa única pared. Esto permite que el resto de las paredes queden libres de cualquier obstáculo que ocupe un espacio valioso. Utiliza las otras paredes para colocar obras de arte o espejos.

Ideas para el dormitorio principal moderno

Empezar una vida con otra persona significa adaptar un hogar para dos, y algunas estancias serán compartidas, como el dormitorio de matrimonio. Decorar este dormitorio supone tener en cuenta los gustos comunes, y pensar en todos los detalles para que dos personas se sientan totalmente cómodas en el mismo espacio.

Tanto el mobiliario como el estilo, la iluminación o el almacenamiento extra serán muy importantes a la hora de decorar el espacio, por lo que habrá que tenerlo en cuenta. Además, el hecho de tener que satisfacer los gustos de dos personas hará que en muchas ocasiones nos decantemos por ambientes neutros y sencillos, que gustan a todos, aunque siempre se pueden añadir detalles personalizados.

El primer paso será elegir la cama adecuada, con espacio suficiente para que ambos se sientan cómodos y no surjan conflictos. Debemos encontrar la mejor solución en tamaño, y que se adapte al espacio que tenemos. El estilo puede ser variado, aunque el toque clásico, vintage o rústico es una buena idea que suele crear espacios más neutros, aptos para los gustos de todos.